domingo, 24 de julio de 2016

Refrito de pimenton y ajo.

Se pelan varios ajos y se espachurran (o extruden si quieres ser exacto) con la herramienta apropiada o se pican mucho, mucho, mucho.

Se pone en el fuego una sartén con un fondo de aceite de 3-4 cucharadas (depende de la cantidad de verdura que se quiera refreír) y cuando esta el aceite caliente (sin que salga humo) se echan los ajos se mueve un poco para que se fria por igual e inmediatamente se echa una cucharadita de pimentón y se retira del fuego porque, tanto los ajos como el pimentón, se queman enseguida.

La verdura se tiene cocida y escurrida, se puede incorporar a la sarten dónde está el refrito, o poner el refrito en la cazuela de cocer la verdura, depende de la cantidad tambien. Se vuelve al fuego un par de minutos, mezclando bien y ya esta.

Cuando no quieres que la comida quede grasa se pone muy poco aceite, lo justito para que, inclinando la sarten, se frian los ajos y se empape la cucharadita de pimentón, despues se diluye con parte del agua de cocer la verdura y unas gotitas de vinagre (hay que probarlo) las patatas quedan riquísimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario